Ambi­ente preparado

Dado que los ambi­entes Montes­sori ocu­pan el lugar más impor­tante para los alum­nos después de su hogar, deben con­tar con cual­i­dades muy pre­cisas: buena ven­ti­lación e ilu­mi­nación nat­ural, un aprox­i­mado de 3 met­ros cuadra­dos por alumno, buen man­ten­imiento e higiene, ser agrad­ables no sólo a la vista sino para pasar una jor­nada de tra­bajo diaria, y con­tar con los ele­men­tos que favorez­can la seguri­dad de quienes los ocu­pan.

Podríamos equiparar los espa­cios de una casa con los espa­cios de ambi­ente Montes­sori, y así como ten­emos un lugar para dormir, otro para comer, otro para coci­nar, el mate­r­ial se encuen­tra dis­puesto por áreas de tra­bajo en una secuen­cia lóg­ica, de izquierda a derecha, de lo con­creto a lo abstracto y de lo más sen­cillo a lo más com­plejo. Se con­fía ple­na­mente en que el orden externo favorece el orden interno de las per­sonas, por lo que adul­tos y niños colab­o­ran en el arreglo y orden de su ambi­ente, le dan un sen­tido de perte­nen­cia y lo cuidan.

Aunque los alum­nos tienen lib­er­tad para ele­gir dónde tra­ba­jar den­tro del ambi­ente, apren­den a regre­sar el mate­r­ial a su lugar para que el sigu­iente pueda hacer uso del mismo.El mobil­iario debe tener una pro­por­ción rela­cionada a la talla de los alum­nos para que el material que con­tengan quede a su alcance. Lo que no deban tomar no les será acce­si­ble. Para los más pequeños, las mesas y sil­las deben ser más pesadas para que les sir­van de apoyo durante la etapa de desar­rollo de su coor­di­nación gruesa; con­forme cre­cen, los mue­bles serán más ligeros para que ellos mis­mos puedan manip­u­lar­los.

Es impor­tante uti­lizar col­ores claros, neu­tros, que ofrez­can un ambi­ente de limpieza, clar­i­dad y orden; y aprovechar todo aque­llo que pueda fab­ri­carse con mate­rias pri­mas nat­u­rales que con­ser­ven su color orig­i­nal: madera, barro, cerámica, etcétera.

Los ambi­entes varían de acuerdo a la etapa de desar­rollo, y en el sis­tema esco­lar­izado Montes­sori es de la sigu­iente forma:

  • NIDO. Recibe este nom­bre porque jus­ta­mente acoge a los más pequeños, a los bebés de algunos meses y hasta que cam­i­nan. El número de adul­tos depende del espa­cio disponible y de la can­ti­dad de niños, con­siderando que no debe haber más de cua­tro niños por adulto respon­s­able, y que cuando menos uno de ellos es Guía Montes­sori de Comu­nidad Infan­til, y el resto, Asis­tentes Montes­sori bien entre­nadas. En estos ambi­entes encon­traremos col­chone­tas a nivel del piso, espe­jos grandes, bar­ras y tabu­retes para sosten­erse, móviles, canas­tas con mate­ri­ales que rue­den, un sil­lón acoge­dor para las madres que aún ama­man­tan, algu­nas mesas y sil­las para el pro­ceso de destete, estí­mu­los visuales, música suave y mucho lenguaje.
  • COMU­NIDAD INFAN­TIL. Se con­sid­era fran­ca­mente la tran­si­ción entre el hogar y la escuela, y acu­den niños y niñas que ya cam­i­nan y hasta los 3 años aprox­i­mada­mente. Depen­di­endo de las edades, la can­ti­dad de niños y del espa­cio, una buena relación es de dos adul­tos a cargo por 15 niños, en donde cuando menos uno de ellos es Guía Montes­sori de Comu­nidad Infan­til. Las áreas de tra­bajo son: Lenguaje, Coor­di­nación, Expre­sión y Vida Práctica.
  • CASA DE LOS NIÑOS. En este ambi­ente se encuen­tra lo que cor­re­sponde a los tres gra­dos de Preesco­lar en el sis­tema tradi­cional, es decir, hay niños y niñas de 3 a 6 años aprox­i­mada­mente. Es impor­tante señalar que la AMI enfa­tiza la impor­tan­cia de que no sean gru­pos menos a 25 niños por ambi­ente, ya que por la difer­en­cia de edades, y por lo tanto de necesi­dades e intere­ses, se debe favore­cer que se for­men pequeños gru­pos que puedan retroal­i­men­ta­rse y com­par­tir expe­ri­en­cias. Las áreas de tra­bajo son: Vida Prác­tica, Mate­r­ial Sen­so­r­ial (Áreas Cul­tur­ales), Lenguaje y Matemáti­cas. En muchas escue­las se intro­duce un segundo idioma como otra área de trabajo.



  • TALLER I. Se da un cam­bio impor­tante, ya que este ambi­ente cor­re­sponde a los tres primeros gra­dos de Pri­maria; como respuesta a esta etapa de desar­rollo se encuen­tra menos mate­r­ial con­creto y se intro­ducen otro que favorece la imag­i­nación y la inves­ti­gación. Las áreas de tra­bajo son Biología, His­to­ria, Geografía, Lenguaje, Matemáti­cas y Geometría; el segundo idioma es opcional. La Guía tit­u­lar debe ser tam­bién maes­tra de Pri­maria, y puede con­tar con el apoyo de una asis­tente o coguía.
  • TALLER II. Dirigido a los alum­nos de 4º a 6º de Pri­maria, este ambi­ente es más rico en mate­r­ial de lec­tura, inves­ti­gación y exper­i­mentación. Las áreas de tra­bajo son las mis­mas que en Taller I, pero el con­tenido es más pro­fundo y com­plejo. Nue­va­mente el segundo idioma es un área opcional y la guía tit­u­lar debe tam­bién tener una licen­ciatura que la avale como maes­tra de primaria.
  • TALLER III. Los niños de la Tierra es el ambi­ente que cor­re­sponde a Secun­daria, chicos y chi­cas en franca ado­les­cen­cia, por lo tanto la prop­uesta Montes­sori tam­bién tiene un giro: ya sea que per­nocten durante la sem­ana y regre­sen a sus casas el fin de la misma o que ten­gan un horario exten­dido, los chicos deben cur­sar sus mate­rias a la par de una for­ma­ción social, ya que tienen a su cargo algún proyecto donde deben inver­tir, tra­ba­jar, pro­ducir, vender y recu­perar, así como respon­s­abil­i­dades den­tro de su comu­nidad a favor del bien­es­tar común, con roles que se van rotando para que todos par­ticipen equitativamente.

Sea cual fuere el nivel y las bon­dades o lim­ita­ciones que el espa­cio ofrezca, el ambi­ente preparado sig­nifica obser­var a través de la mirada de los alum­nos para iden­ti­ficar lo que nece­si­tan y lo que puede obsta­c­ulizar­los, con el fin de opti­mizar los recur­sos con los que se cuente.

Tam­bién es impor­tante señalar que parte del ambi­ente preparado es el adulto preparado, ya que sólo con un buen entendimiento y uso de los recur­sos es posi­ble crear los vín­cu­los indis­pens­ables con los alum­nos para obtener los ben­efi­cios que esperamos.

leer 5304 times Last mod­i­fied on Thurs­day, 26 Feb­ru­ary 2015 06:36
Mas en esta cat­e­go­ria: « Guías Pre­gun­tas fre­cuentes »