Montes­sori:
Una forma
de vida

Con base en el legado teórico y prác­tico de María Montes­sori, se han difun­dido una filosofía y un método de tra­bajo que favore­cen el desar­rollo inte­gral del niño como “con­struc­tor del hom­bre”, pues es durante la infan­cia y la niñez que habilita todas sus poten­cial­i­dades humanas.

La filosofía Montes­sori cree en la mente absorbente del niño, con­fía en los tiem­pos pro­pios que cada uno nece­sita para realizar sus pro­ce­sos y dig­nifica su per­son­al­i­dad sin difer­en­cia de género, raza, cul­tura o medio socioe­conómico. Esta es la razón por la cual con­sid­era que la guía opor­tuna, con el apoyo de mate­r­ial de desar­rollo, en un ambi­ente preparado, son una ayuda invalu­able para la vida.

Los ambi­entes Montes­sori son aulas dis­eñadas para la con­viven­cia libre de niños y niñas de difer­entes edades. El ambi­ente de Nido, desde los tres meses hasta que cam­i­nan; Comu­nidad Infan­til, desde que cam­i­nan hasta los tres años; Casa de los Niños, de los tres a los seis años; Taller I, desde los seis a los nueve años; Taller II, de los nueve a los 12 años, y Taller III, de los 12 a los 15 años.

En estos ambi­entes, los niños con­struyen su apren­dizaje a través del uso y la manip­u­lación de mate­r­ial creado espe­cial­mente para su etapa de desar­rollo, bajo la ori­entación y la super­visión de un guía que debe iden­ti­ficar sus necesi­dades para ofre­cer­les los retos adecuados.

En las comu­nidades Montes­sori no sólo se for­man niños, tam­bién se for­man famil­ias. La con­viven­cia diaria de un grupo suma­mente het­erogé­neo pro­mueve nece­sari­a­mente la for­mu­lación de límites claros y con­se­cuen­cias lóg­i­cas, desar­rol­lando en todos sus inte­grantes el sen­tido de lib­er­tad, con respon­s­abil­i­dad. Día a día se cul­ti­van la libre elec­ción y la inde­pen­den­cia, indis­pens­ables ambas para la for­ma­ción de gen­era­ciones que puedan com­pro­m­e­terse con una visión cós­mica, donde la inter­relación, la inter­de­pen­den­cia y el bien­es­tar de los otros, son tam­bién los propios.

MONTES­SORI VA MÁS ALLÁ DE UNA FILOSOFÍA Y UNA METODOLOGÍA,
ES TAM­BIÉN UNA FORMA DE VIDA.

leer 5889 times Last mod­i­fied on Sun­day, 22 Feb­ru­ary 2015 20:08
Mas en esta cat­e­go­ria: Un apoyo para padres “Aid to Life” »